PoesiaLatinoamericana

Thursday, May 04, 2006

Poema de Germán Gana (Chile)


La Pirómana , Yo y Billy Idol
.-Poesía para morder II-.

Rosita Bergamota era una niña muy especial

usa lipstyck y pantys a cuadrillé

en un momento

ella se sentó sobre mis piernas

y la derecha empezó a vibrar…

-porque cuando aprieto el gato por más de 5 segundos

se activa el modo de silencio activado,

y si alguien quiere hablar conmigo, vibra…-

salvado por el estímulo del aparato

Rosita Bergamota se asustó y se escondió bajo la tarima

mientras yo me arreglaba la corbata

vi un dibujo de Billy Idol con forma de niña

en la polera de una niña más alta, que sólo podía ver

cuando los círculos de luz roja se posaban sobre su rostro

me acerqué a ella y reconocí a La Pirómana

luciendo una gota de agua sobre su labio inferior

que saqué con la punta de mi lengua

mientras me daban ganas de besar sus orgasmos

y serle infiel a mis ganas de querer conocerla

introduciéndome detrás de sus grandes gafas

recorriéndola por algunos minutos

como queriendo aprovechar el momento perfecto

porque debo confesar que primero me entró por los ojos,

luego por los oídos y la nariz,

y los juegos y las secreciones intratubilíneas posteriormente…

A pesar de su transparencia y de su tez blanca

La Pirómana era más absoluta de lo que yo hubiera pensado.

A veces pienso que va a llegar

con su maleta de gato Félix,

la va a abrir, y va a sacar a un tipo similar a mí

que me va a apretar

y me va a meter en la maleta a modo de reemplazo…

A causa de cosas como esa

ando siempre con mi paraguas-parachoques

el cual me socorre y me apoya al suelo en caso de emergencia,

lo bueno es que a La Pirómana le encanta mi paraguas

de hecho, cuando nos quedamos a dormir en la azotea del edificio,

le gusta tirarse desnuda cantando singin'in the rain

mientras desde arriba le alumbro el camino

con una linternita que compramos en la micro.

Continuamos el registro

mientras ella, yo y Billy Idol

nos despedimos de las excentricidades lésbicas,

luego, unos niños nos piden la cámara para fotografiarnos

mientras lo hacemos en la escala, en el ascensor y en los maceteros…

Ellos querían ponernos en sus fotologs

para ser los chicos más populares de la escuela…

Con La Pirómana compartimos lo sinvergüenza, y a Billy Idol,

que ya se había pegado en mi corbata y en mis pantalones.

Un extraño papel para un músico

que trata de hacer las paces con su música.

2 Comments:

At 7:26 AM, Blogger Niño Invierno said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 1:22 PM, Blogger Cely said...

Me gusta mucho este espacio, felicidades.
Te invito a visitar este blog, encontraras muchas otras cosas http://mydigitalnotebook.blogspot.com
Bye

 

Post a Comment

<< Home